Capacidades y Competencias

Parecen lo mismo pero denotan cierta diferencia. La capacidad, se puede percibir de manera potencial, o como la aptitud para acceder a nuevos aprendizajes. Por eso las capacidades se formulan de manera “abierta” y su logro se deduce de las situaciones y condiciones propias de quien aprende.

El concepto de competencia , incluye dos aproximaciones: una funcional o “externa”, que tiene que ver con la resolución satisfactoria de tareas y de demandas individuales y sociales; y otra estructural o “interna”, propia de la actividad mental para integrar y poner en juego distintos elementos y recursos (habilidades, conocimientos, motivación, emociones, valores, actitudes…) que permiten afrontar las demandas. La capacidad puede entenderse como la potencialidad de hacer una cosa. Implica poder, aptitud, pero es un concepto estático. La competencia sería la plasmación de esa potencialidad en acto, la capacidad llevada a contextos determinados, concretos, ligados a la acción. Se trata pues de un concepto dinámico.

El Conocimiento y la Educación

Muchas veces creemos que todo lo podemos conocer sin necesidad de la escolarización y la verdad es que el conocimiento se pone en juego todos los días, en cada cosa que hagamos. Por eso es necesario crecer en cuanto al conocimiento, desde un saber intuitivo, adquirido mediante la práctica cotidiana hacia un saber probado y comprobado y aceptado socialmente. La educación se ocupó de promover este conocimiento y de enseñarlo de acuerdo al nivel cognitivo de los alumnos.