Los estudios son contundentes: cohabitar sin casarse daña a niños, a adultos y a la sociedad

See on Scoop.itVida espiritual

En todo el mundo, crecen las evidencias sociológicas de que el vivir juntos sin casarse debilita la institución matrimonial, incluso más que el divorcio, y que eso daña a las personas, sean adultos o niños.
 
La tendencia a que baje la nupcialidad crece más y más. Hay miedo a casarse, miedo al divorcio y miedo a …

See on www.religionenlibertad.com